El Árbol Rojo

Un poco de esto y un poco de aquello.

Archivar en la categoría “Uncategorized”

Cierro los ojos y te busco

Cierro los ojos y te busco. Cierro los ojos y casi puedo sentirte. En mis brazos vacíos. En mis manos, frías. Casi puedo tocarte. Casi puedo oler tu pelo. Casi puedo alcanzarte. Casi te tengo.

Siento tu calor en mis sueños, no siempre dormida. En el rincón tranquilo de mi mente que te tengo guardado. Cierro los ojos y te busco. Te anhelo. Te abrazo. Te creo. Te alcanzo. Te quiero. Te envuelvo. Te veo. Respiro.

Respiro.

Abro los ojos. Te he perdido.

Anuncios

Cuéntame un cuento. Pero con zombies.

  Los que sigáis mis aventuras por Twitter sabréis que llevo un tiempo probando a aprender cosas nuevas. Tras los gatos hechos con calcetines, correr 5 kilómetros y un libro para aprender a dibujar que he dejado a medias, ahora estoy aprendiendo a escribir con la derecha. Evidentemente esto se debe a que soy zurda. Aunque tengo la teoría de que en realidad soy ambidiestra y no puedo escribir con las dos manos simplemente porque sólo he practicado con una. Posiblemente la mayoría de la gente podría escribir de forma digna con las dos manos con un poco de práctica. Y se me ha ocurrido que es una habilidad útil y que seguramente al cerebro le sienta bien (por aquello de aumentar las conexiones entre los dos hemisferios).  Así que en ésas estoy. De momento tengo la letra de una niña de 5 años, pero al menos es legible, que ya es algo.

  Total, que para practicar escritura hay que escribir cosas. Y aquí es donde entra una de mis últimas adquisiciones: Los Rory’s Story Cubes. Se trata de un juego no competitivo de crear historias. Para ello se utilizan dados de 6 caras con distintos dibujos simples. Parte de la base de que al cerebro le cuesta menos conectar dibujos que palabras, lo cual te facilita inventar tu propio cuento incluyendo lo que representan esos dibujos. Como son simples y algunos pueden dar lugar a varias interpretaciones, es aún más sencillo darle variedad al asunto. Y además se puede jugar solo,con lo cual se me ocurrió que, además de practicar escritura con la mano “torpe”, podía aprovechar a ejercitar un poco la imaginación. Y así, hoy os traigo mi primer cuento.

  Es un cuento de 1 página, tampoco os vayáis a pensar. 😛  El set que me compré es el Story Cubes Voyages. En mi primera “partida” lancé los 9 dados y me encontré con lo siguiente:

Image

  No me salieron en ese orden, pero según las reglas del juego el orden no importa (menos mal). Como veréis, hay un par de dibujos que pueden ser distintas cosas. Y partiendo de esto, ahí va mi cuento:

  Érase una vez un monito que se escapó del zoo de Edimburgo. Cuando llegó a la carretera se asustó mucho por culpa de los coches y se escondió en una caja de cartón junto a un contenedor. Y allí se quedó un buen rato hasta que le entró hambre. Entonces distinguió el inconfudible olor de los plátanos. Asomó la cabeza fuera de la caja y vio a una señora con una bolsa llena de fruta esperando el autobús. Rápidamente, saltó de la caja, agarró la bolsa y se fue brincando. La señora le gritaba desde la parada de autobús muy enfadada, pero el monito tenía mucha hambre. Así que siguió alejándose.

  Al llegar a un parque, se encaramó a un árbol para comerse tranquilamente los plátanos. El resto de la fruta se la regaló a los pájaros que vivían allí. El monito se sentía solo, pero no se atrevía a regresar al zoo porque tenía miedo de que el cuidador le azotara con un látigo por haberse escapado. Además, estaba harto de que los visitantes le cegaran con los flashes de sus cámaras de fotos.

  Así que se fue al puerto y se enroló en la tripulación de un submarino que tenía la misión de cazar al pulpo más grande del mundo. Pero al capitán le había mordido la noche antes un gato callejero infectado con un extraño virus de laboratorio.  Así que, a los pocos días de zarpar, el capitán atacó al resto de la tripulación y se convirtieron todos en zombies bajo el mar.

  Y colorín colorado, éste cuento se ha acabado.

  El final abrupto se debe a que ya me estaba doliendo la mano. Pero vamos, que me ha quedado niquelado. Y ahora ya conocéis el alcance de mis habilidades artísticas. 😛 

  Los Story Cubes están a la venta en la web oficial y pueden comprarse desde España. Aunque me extrañaría mucho que no pudierais encontrarlos en alguna tienda de juegos española si os apetece probarlos.

  Espero vuestro feedback sobre mi obra maestra de la literatura. Ya tengo otro cuento más (sin zombies) y seguiré practicando, así que si os apetece los puedo ir colgando aquí. En el peor de los casos van a ser mejores  que muchas cosas que publican en el ABC, por ejemplo.

  Y para terminar, os dejo una muestra de mi impecable caligrafía de parvulario con la mano derecha. Supongo que mejorará con un poco de tiempo. ¡¡Gracias por leerme!!

Image

Navegador de artículos