El Árbol Rojo

Un poco de esto y un poco de aquello.

Archivar en la categoría “Superhéroes”

Descubriendo al Capitán América, Parte 2: El Soldado de Invierno

“These are the times that try men’s souls: the summer soldier and the sunshine patriot will, in this crisis, shrink from the service os his country: but he that stands by it now, deserves the love and thanks of man and woman”.

Así comienza un famoso panfleto político de comienzos de la llamada  American Revolution. Y como oposición a “El Soldado de Verano”, el escritor de Marvel Ed Brubaker decidió llamar a su nuevo y misterioso personaje “El Soldado de Invierno”. Dentro música.

  Este post  contiene  spoilers tanto de la película “Captain America: The Winter Soldier” como de los cómics en los que se basa. Avisados quedáis. 

Pues bien, Ed Brubaker es un escritor de cómics que creció obsesionado con la muerte de James Buchanan Barnes (más conocido como Bucky), el compañero del Capitán América. Son como Batman y Robin pero con trajes aún más horteras. Mirad, mirad:

113775-104886-winter-soldier

El Bucky de los cómics tenía sólo 16 años cuando se unió al Capitán América (que entonces tenía 20) y la versión ofical es que lo escogieron como contrapunto patriótico a las juventudes hitlerianas. En realidad lo entrenaron para hacer el trabajo sucio que el Capitán América no podía hacer por cuestiones de imagen, pero eso se supone que es un secreto. Tchsss…

Marvel tiene la costumbre de matar a sus héroes y luego revivirlos, una y otra vez, sin despeinarse ni un poquito. Pero Bucky era uno de los pocos personajes que habían matado bien muerto. O eso pensaba todo el mundo hasta finales de 2004, cuando los jefazos de la editorial acordaron con Brubaker “resucitar” al personaje y darle un nuevo papel dentro del Universo Marvel. De hecho pasó de ser un “compañero” a tener su propia serie (y sí, llegó a sustituir al Capitán América y es una buena manera de terminar el contrato de Chris Evans con “Captain America: Civil War” y quedarse con Sebastian Stan para futuras películas).

3738361-3256702991-image

Pues bien: Para aquellos que hayáis visto “Captain America: The Winter Soldier”,  la historia del Winter Soldier es diferente  en los cómics, como suele ser habitual. En mi opinión esto hace las cosas aún más interesantes porque, empieces por el Universo que empieces, siempre te vas a llevar sorpresas con la misma historia (y de paso así no revivimos la dolorosa experiencia de la trilogía de El Hobbit).  Aunque algo que ambas versiones  tienen en común es que Bucky parecía que estaba muerto pero no y que el enemigo decidió hacerle un lavado cerebral y entrenarlo para ser su asesino político más destacado (de ahí la oposición a “the summer soldier and the sunshine patriot”).

Siempre digo que los autores de Marvel en realidad odian  a sus personajes y Bucky Barnes  es otro ejemplo de esto. Primero lo matan (supuestamente), luego lo usan para torturar la conciencia del Capitán América y por último le devuelven la memoria  para que pueda torturarse a sí mismo por “sus” crímenes el resto de su vida. Y después de esto aún le van a pasar todas las cosas malas que os podáis imaginar mientras intenta expiar sus pecados. Le dan muy mala vida, vamos. Igual también es que los fans somos un poco sádicos y esto es lo que nos gusta.

No quiero contaros muchas cosas porque pretendo animaros a que leáis los cómics (podéis empezar por aquí). Y también os animo a ver la película, por supuesto. Seguramente no es la peli del año, pero la trama es interesante, la música es espectacular y las peleas son una obra de arte. Si ya la habéis visto, no os perdáis el “trailer honesto”

Diferencias aparte, hay un montón de homenajes a los cómics en la película y me gustaría terminar este post enseñándoos los que he notado yo (que alguno se me habrá escapado seguro).

El primero es que tanto en los cómics como en la película, las primeras palabras del Winter Soldier al Capitán América son las mismas:

who-the-hell-is-bucky-comics

El parecido entre el dibujo original y el actor caracterizado  es muy destacable:

Winter-Soldier-FEAT-622x401

Como curiosidad, el uniforme que lleva el Capitán América en realidad no debería tenerlo todavía. Pero es igual, porque es un uniforme mucho más apropiado para los tiempos modernos y a Chris Evans todo lo queda bien.

captain-america-the-winter-soldier-2014-10 (2)

captain-america-the-winter-soldier-costume-based-on-steve-rogers-super-soldier

Uno de los posters de la película es un claro homenaje a una de las portadas de los cómics:


3514028-captain-america-the-first-avenger-4fe203cd661b7-chris-evans-should (2)

1905810-68417_11499_101415_1_captain_america_super

Y por último, esa escena casi al final con el Capi cayendo al agua mientras Bucky se queda colgado por el brazo izquierdo de un helicarrier en llamas…..a mí esto me suena de algo:

Screenshot (6)Screenshot (5)Screenshot (2)

Ahora ya sabéis cómo murió Bucky en los cómics. Bueno, no murió, ya me entendéis.  Y no sé si este post os habrá dado ganas de descubrir más sobre el Soldado de Invierno o de dejar de leer este blog, pero al menos yo me he quedado a gusto compartiendo mi absoluta obsesión por él con vosotros. Y como broche os dejo la banda sonora de la película, por si queréis escuchar un rato de música épica. Gracias por leerme. Y a ver si me echáis unas palabrillas en los comentarios, ¿no? 😉

Anuncios

Descubriendo al Capitán América Parte 1: los valores de Steve Rogers

Para los que no me conozcáis en el Mundo Real™ yo me caracterizo entre otras cosas por mi personalidad obsesiva.Y haciendo honor a esto, ahora mismo estoy absolutamente obsesionada con el Capitán América. Y como me encanta compartir mis obsesiones, aquí estoy, quitándole el polvo al blog. Este post en 3 partes va a tener SPOILERS de la película “Captain America: The Winter Soldier” y de los cómics del Capitán América. Pero cuando llegue a ellos, ya os avisaré por si os los queréis saltar.

Empecé a interesarme por el Capitán América gracias a las películas de Marvel (bendito Chris Evans) y decidí echarles un ojo a los cómics. Ahora bien, el primer número del Capitán América se publicó en 1941 y a mí me gusta la estética de los cómics modernos, así que me fui directamente a la serie del 2004.

image

Así de primeras uno puede pensar que éste va a ser un personaje que sólo guste al público norteamericano. Al fin y al cabo lo crearon para hinchar el patriotismo durante la Segunda Guerra Mundial. Pero a estas alturas de la historia, el Capitán Amércia es el estandarte de valores absolutamente universales: honestidad, perseverancia, compasión, responsabilidad, camaradería,… Steve Rogers es esencialmente muy buena persona. Realmente el tipo es un super-soldado que es muy buen tío. Porque superpoderes al uso no tiene. Es más fuerte de lo normal, más ágil, más todo, pero humano cien por cien. Lo que tiene es una escala de valores tan asentada que lo convierte automáticamente en el líder al que todo el mundo quiere seguir, tanto humanos normales como superhéroes. Y creo que me gusta tanto precisamente por eso. Porque el Capitán América es un tío consecuente con sus principios hasta extremos que pueden dar ganas de abofetearle. Y a la vez es agradable encontrarse un personaje que siempre va a ser fiel a sí mismo; que sabes que siempre va a hacer las cosas bien. Pase lo que pase y por mal que le vayan las cosas (que a todas estas yo creo que los escritores de Marvel en realidad odian a sus personajes, porque es la única explicación que se me ocurre a todas las putadas que les hacen)

Como llevan tantísimos números del Capitán América (imaginaos, desde 1941), la serie de 2004-2011 está llena de flashbacks y recapitulaciones para que los nuevos fans puedan subirse al tren sin necesidad de hacer expediciones arqueológicas en las tiendas de cómics. Aunque ahora que Marvel ha digitalizado la mayoría de su biblioteca desde el principio de los tiempos, la expedición puede hacerse tranquilamente online. Y no os he contado mucho sobre el personaje para no arruinaros parte de la aventura de descubrirlo. 🙂

image

Así que si habéis visto las películas con el adorable Chris Evans y queréis echarle un ojo a la versión impresa del asunto (o sin falta de haber visto las películas), yo os animo a empezar con los números del 2004, que además a partir del número 8 introducen a un personaje que me tiene loca y del que hablaré en la segunda parte de este post).  Para comprar los cómics online, podéis acudir a la tienda online oficial de Marvel, a Comixology o suscribiros a Marvel Unlimited.

Gracias por leerme. 🙂

Epicidad musical

  Yo soy de esa gente que lee con música. Tengo una pequeña lista de reproducción con temas instrumentales que me dio buen resultado una temporada, pero ahora mismo estoy a tope leyendo cómics de superhéroes (me he suscrito a Marvel Unlimited) y necesitaba una selección de música épica para ambientarlos como se debe.
  Rebuscando en Playlists.net, encontré esta joya de lista para Spotify:

  Hay alguna canción ahí que no es épica, pero en general me gustaría ponerle un monumento al usuario responsable de esta recopilación. Os aseguro que se disfruta la lectura mucho más.

  Y ya que estamos hablando de música y de Marvel Unlimited, aprovecharé para comentaros qué me está pareciendo el servicio, por si alguno estáis interesados en probar. Se trata de una inmensa “biblioteca” de cómics de Marvel que abarca desde los años ’60 hasta la actualidad, excepto los cómics que salieron al mercado hace menos de 6 meses. Esto significa que van añadiendo cómics nuevos cada semana, siempre y cuando se cumplan 6 meses desde su publicación. Por lo demás, tarifa plana de lectura. Y puedes tener hasta 12 cómics descargados a la vez para leerlos offline.
  Suena bien, ¿verdad? Está muy bien, de hecho, con la única pega de que la app para Android Unlimited funciona más o menos de bien como la web de Renfe. Eso es MUY frustrante. Pero por el equivalente a 6 dólares al mes merece mucho la pena. Yo leo los cómics en una tablet de 7 pulgadas y, salvo cuando es una doble splash page, que hay que girar la pantalla y hacer zoom, se ven estupendamente. Y con las guías de lectura que circulan por internet y la enorme variedad del Universo Marvel, raro sería que no encontrarais nada que os gustase.
  Y volviendo al tema de la música, si os animáis a probar, en Marvel Unlimited hay 6 cómics del Capitán América con música y efectos de audio. Mola MUCHO. Ahí os lo dejo.

  Sin moverme del universo Marvel, pero cambiando a la parte cinematográfica, me estoy empezando a temer lo peor para el futuro de la saga de Avengers. Después de Avengers Assemble, en los últimos meses hemos “disfrutado” de “Iron Man 3”, “Thor: The Dark World” y “Captain America: The Winter Soldier”. Y pongo las comillas en “disfrutado” porque las 2 primeras fueron bastante terribles. Si las habéis visto, los vídeos que paso a compartir debajo resumen muy bien la magnitud de la catástrofe. Si no las habéis visto, #SPOILERALERT.

  En cuanto a “Captain America: The Winter Soldier”, la mayor parte de la película se salva. Aunque el final es bastante horroroso. Pero ocurre algo muy importante para el contexto general (y si sabéis a qué me refiero, “Marvel: Agents Of Shield” se entrelaza con ese suceso y profundiza un poco más en él).

  En resumen, no tengo muchas esperanzas en “Avengers: Age Of Ultron”, aunque aún voy a tener que esperar unos cuantos meses para saber si estoy equivocada. Y además no sale el Agente Coulson.

  Y que sepáis que mis compañeras de piso ya me están empezando a mirar raro.

De superhéroes y agentes secretos

  Cuando era niña quería ser un superhéroe. Creo que aún hoy me gustaría.

image

Foto de Tim Malabuyo

   Me vais a intentar corregir diciendo que yo lo quería era ser una superheroína, pero no, lo he dicho bien. Yo quería ser un superhéroe, porque cuando era niña los superhéroes eran todos chicos. Aún hoy la mayoría son hombres. Las mujeres son sus novias. Y Wonderwoman, Catwoman y demás tampoco me acaban de entusiasmar. Y lo de la Viuda Negra no es un superpoder, venga ya. Tormenta, si eso…. vale. Pero a ésa la he conocido de mayor. Así que yo de pequeña lo que quería era ser un superhéroe. O un agente secreto. Eso también me hubiera servido siempre y cuando salvara el mundo.

  Me he hecho mayor pero me siguen gustando los superhéroes tanto como entonces. Y a juzgar por la taquilla que hacen las películas de Marvel, no soy la única. ¿Pero por qué nos gustan tanto los héroes? En realidad héroes ha habido siempre. Antiguamente eran dioses e hijos de dioses. Ahora son alienígenas, mutantes y experimentos fallidos. O tipos con mucha pasta. En cualquier caso son “gente” que hace cosas que nosotros no podemos.

image

Los Vengadores tienen un nombre un poco cutre, pero yo no me metería con ellos.

  Podríamos por tanto pensar que nos gustan los superhéroes porque tienen poderes. Porque son más que los demás y a nosotros nos gustaría ser más que los demás. Y tal vez hay algo de esto, pero sería bastante ególatra y todo el mundo sabe que los superhéroes hacen el bien (porque si no, serían supervillanos, vaya). Así que tiene que ser algo más. Estamos de acuerdo en que los superhéroes hacen cosas buenas. Entonces tal vez entonces nos gustan porque somos todos muy buenas personas. 

  No. Lo dudo.

  ¿Entonces qué? Puede ser que no haya una respuesta única, pero en mi humilde opinión de aspirante a superhéroe, creo que lo que nos atrae de ellos es que sus vidas tienen sentido. Tienen una misión, tienen algo que hacer en el mundo y sólo ellos pueden hacerlo. Tienen algo que los define y los hace únicos. Algo que da propósito a su existencia. Y sí, las van a pasar canutas, les van a dar hasta en el carnet de identidad y la mayoría morirán solos o tendrán una historia de amor imposible de esas de llorar y llorar, pero por lo menos tienen una idea de quiénes son y qué narices hacen aquí. Y qué queréis que os diga: a mí eso me parece un planazo.

 
¿Y qué hay de los agentes secretos? Pues los agentes secretos / superespías/ superagentes son normalmente humanos normales con un entrenamiento de la leche y cachivaches muy chulis. Y esto mola aún más porque no necesitas tener superpoderes para ser un agente secreto. Aún así van a salvar el país o el planeta porque tienen un jefazo detrás, una agencia, o al gobierno y saben exactamente lo que se espera de ellos, los recursos con los que cuentan y que todo lo están haciendo por el bien común. Tienen una misión y están dispuestos a todo con tal de llevarla a cabo. Nuevamente, esta gente sabe cuál es su sitio y que lo que hacen cuenta.

image

El Agente Coulson ya pasa de los 50, pero sigue partiendo la pana.

  Mirad, no es tan difícil de entender. Vamos haciendo nuestra vida y encontrando nuestro sitio mejor o peor con el paso de los años. Pero todos nos hemos preguntado alguna vez: “¿Y ya está? ¿Es esto todo lo que voy a ser?” Algunos se preguntan esto más que otros, claro, pero al final sabemos que antes o después nos vamos a morir y que ésta es nuestra única oportunidad. Y es muy comprensible que a veces deseemos que nuestro paso por el mundo no fuera simplemente trabajar de 9 a 5, pagar la hipoteca, contar nuestra penas en Twitter y tener un par de hijos a los que convertir a la ciencia ficción y el heavy metal.

  Es normal que a veces deseemos poder ser algo más, algo que importe, alguien del que luego se cuenten historias. Trascendernos a nosotros mismos, hacer algo que cambie el mundo aunque sea un poquito y que la Historia nos recuerde. En algún momento de nuestra vida, con más o menos pasión, todos desearíamos ser superhéroes o agentes secretos.

  Cuando era niña lo tenía claro. Y ahora de mayor, todavía más. Quién sabe, puede que todavía esté a tiempo de salvar el mundo. O algo.

Navegador de artículos