El Árbol Rojo

Un poco de esto y un poco de aquello.

El pasillo

  Bill entra en la unidad buscando a Rachel, su esposa. Cuando la encuentra en el pasillo, ella lo abraza y le dice que le quiere.  Caminan unos pasos de la mano y se paran a mi lado a saludarme. Bill no ha acabado la primera frase cuando Rachel se suelta de su mano y echa a andar de nuevo, sola. Así, sin más, sigue caminando por el pasillo de vuelta a su propio mundo. Y Bill la mira alejarse mientras me dice: “¿Lo ves? Ya no estoy aquí, para ella ya me he ido. La demencia es una enfermedad terrible”.

Anuncios

Navegación en la entrada única

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: